El filón audiovisual de la novela erótica

Ana Abadía y Clara Salvador//

Tan pronto como las empresas editoriales se percataron del futuro dorado que les ofrecía la novela erótica “al estilo Grey”, las grandes productoras de cine se apresuraron a explotar todo su potencial. Era evidente que llevar estas obras a la pantalla era un chollo: con semejante cantidad de fans ya existentes, unos actores sexys y numerosas escenas de sexo, el taquillazo era más que probable.

La primera de estas obras en ser adaptada al cine ha sido -cómo no-, Cincuenta sombras de Grey. A comienzos de 2012, antes de que el último volumen de la trilogía fuese publicado, diversas compañías se interesaron por los derechos de la saga, aunque fueron Universal Pictures y Focus Features quienes los obtuvieron. La búsqueda del reparto también fue ardua, ya que la elección inicial de los protagonistas suscitó una fuerte polémica en redes sociales. Mientras que miles de fans imploraban que fuese Matt Bomer quien encarnase al seductor Christian Grey, guionistas como Bret Easton Ellis –reconocido por trabajos como American Psycho– descalificaron al actor, aduciendo que complicaba el personaje porque era gay. Posteriormente, se anunció que el elegido sería Charlie Hunnam, que tampoco gustó a los fans y acabó renunciando al papel por “problemas de agenda”. Finalmente, el rodaje, que terminó en febrero, fue realizado con Jamie Dornan y Dakota Johnson. A causa de estos imprevistos, el estreno del filme se producirá a principios de 2015, un año más tarde de lo planeado.

fifty1

Jamie Dornan y Dakota Johnson durante el rodaje de Cincuenta sombras de Grey.

 Otros estrenos

La serie televisiva basada en la saga Crossfire, de Silvia Day, llegará a la pantalla próximamente, aunque todavía no tiene fecha ni canal de emisión programados. La compañía encargada de llevar estos cinco volúmenes a la pantalla es Lionsgate, empresa norteamericana conocida por producciones como Los juegos del hambre o Crepúsculo. Los fans de Crossfire también tienen claras sus preferencias en cuanto al reparto: Matt Bomer vuelve a ser el actor predilecto, junto a Henry Cavill (Los Tudor), a Ian Somerhalder (Lost, The Vampire Diaries) y al modelo David Gandy. En una entrevista con Natalie Zutter, de USA Today, Silvia Day ha manifestado que se decanta por Cavill, aunque afirma que la selección del casting es tarea exclusiva de los productores de la serie. En cualquier caso, Day asegura que los gustos de los fans se tendrán muy en cuenta, ya que de ellos depende en gran medida el éxito del estreno. Respecto a la representación de las escenas de sexo, la escritora ha sido muy directa: si se eliminan, la historia entera se desmorona. “Los protagonistas del romance erótico tienen dificultades para comunicarse verbalmente, así que la forma en que expresan sus sentimientos –ya sea ira, felicidad, amor, lujuria, etc. – es durante las escenas de sexo”, ha explicado la autora. Day es asesora ejecutiva de la producción, por lo que toma parte en casi todas las decisiones, aunque no escribirá los guiones porque tiene “otros proyectos”.

Posible escena de una película basada en este tipo de novelas

Posible escena de una película basada en este tipo de novelas

Un tipo odioso, que guarda varias similitudes con las novelas anteriores, también se convertirá en película próximamente. Sus derechos cinematográficos han sido comprados por la compañía alemana Constantin Film, productora de Resident Evil. La estadounidense Stephanie Sandizt, que también se ocupa de la adaptación de la precuela de Cazadores de sombras, fue la elegida para redactar el guión, y parece que las autoras del libro están entusiasmadas con el resultado. Ambas afirmaron en su página oficial de Facebook que Sanditz había realizado un trabajo espectacular, con un guión hilarante, dulce y sexy. La película todavía no tiene fecha de estreno.

Muchas otras novelas eróticas se han llevado ya a la gran pantalla, aunque ninguna de ellas se ha visto rodeada de un fenómeno fan tan abrumador como los actuales. Eso sí, tendremos que esperar para comprobar si el éxito del papel se traslada a los audímetros y las taquillas. La novela erótica es tendencia, y como tal, sólo sobrevivirá temporalmente. La pregunta es, ¿hasta cuándo?