Me súper encantan los bombardeos

Berta Jiménez//

¿Cómo hemos podido ser, hasta hace cuatro días, lacayos de un ‘like’? Ahora ya no solo el “Me gusta” también el “me alegra”, “me asombra” y “me enoja” nos acompañan en nuestra aventura por Facebook. Twitter, que no se queda atrás, ha abandonado su frío e impersonal “fav” para abrirnos su corazón. Las redes sociales nos educan en la hiper-empatía, una empatía virtual, superficial y basada en la desinformación.

MISILES

Parece que desde el nacimiento de los blogs (a.k.a cuadernos de bitácoras) el férreo ego que alimentan desde nuestra infancia sale a relucir con mayor fuerza. Lo que solo era la punta del iceberg se convierte ahora en “yoyoismo” en estado puro. Y del texto al hipertexto y del medio –que es el mensaje- al multimedia. Conclusión: post, fotografías, vídeos para narrar qué es lo que yo he hecho, lo que a mí me gusta, lo que disfrutáis conmigo.  

A la necesidad de compartir (nuestro ego), se suma la inmediatez y el carácter de actualidad de las redes. ¿El componente secreto? La desafección hacia el periodismo. De este cóctel (Molotov) -y seguro de muchos otros factores- obtenemos muestras de lo que denominaremos “Trends Solidarios”.

De pronto todos sufrimos la crisis de la bondad impulsiva y bandera de Francia, Torre Eiffel, #JeSuisParis, #PrayEveryday -aunque ni siquiera tengamos contacto con la religión- y mucho más. No importan los motivos, las causas. No buscamos una explicación, ni un porqué. Solo compartir y reaccionar.

Compartir y reaccionar, aunque solo a lo cercano: “Claro, es que Francia son les voisins…No tiene nada que ver que en Beirut sean moros, ¿eh? Que simplemente es que nos pilla más lejos”. Pero la distancia acaba donde empieza el vídeo de un oso colándose en el jardín de la casa de alguna familia yankee. Entonces medimos a escala 5mm.

Y resulta que la cercanía no la marca la distancia. Y nos miramos al feo espejo de la autocrítica que nos chilla: “¡Joder, eres una persona horrible!”. Y por eso, para olvidar quién abastece y fabrica las armas y quién fabrica a los que llevan las armas… Pues nos hacemos un selfie y nos aprendemos La Marsellesa. ¡Eh, Feliz Día del niño prematuro! #17N #Prematuros #Incubadora #NonFilter.

Anuncios