Mister President también lleva deportivas

Montse Rodrigo//

Deportivas: de herramienta para el running a complemento de las celebrities más influyentes del momento

La alarma saltó el pasado marzo, en el famoso Baile de la Rosa monegasco. Como cada año, el principado se vestía de gala y se transformaba en una pasarela de nuevas tendencias. Carolina de Mónaco se convirtió en el centro de todas las miradas con su vestido estampado en tonos blancos y negros, combinado con un curioso calzado: deportivas con cuña de la línea Sporty de Chanel, firmadas por Karl Lagerfeld. Valoradas en más de 3.000 euros, se han vuelto un fetiche para las celebrities, que han sustituido el tacón de aguja por las cuñas y las suelas planas.

La familia Grimaldi en el Baile de la Rosa (2014)

La familia Grimaldi en el Baile de la Rosa (2014). Fuente: minutouno.com

Pero fue la diseñadora francesa Isabel Marant la pionera en el mundo de las Sneakers – este término de origen inglés se utiliza comúnmente para referirse a la práctica sexual con los pies, especialmente al uso de zapatillas deportivas para generar placer-. En su colección de otoño-invierno 2012, presentó su nuevo modelo de deportivas con cuña bajo el nombre de Willow. Desde entonces, todas las celebrities e it-girls las llevan, desde modelos como Miranda Kerr hasta cantantes como Beyoncé, o incluso la periodista Sara Carbonero. ¿El secreto? Creces momentáneamente unos centímetros sin que nadie se dé cuenta, ya que la cuña está incrustada dentro de la propia deportiva. Otras marcas como Zara, Topshop, Blanco o Hakei han versionado este modelo, convirtiéndolo en un producto asequible para el resto de la población: no todo el mundo puede permitirse gastar 450 euros en unas Skeaners originales.

Paula Echevarría, con unas New Balance. Fuente: Cheap and cool.

Paula Echevarría, con unas New Balance. Fuente: Cheap and cool.

El look sporty está en todas partes y en todas las prendas: en sudaderas, pantalones de chándal y, sobre todo, en las famosas deportivas. Pero no solo las casas de alta costura francesas se han hecho eco de esta moda, sino que la revolución ha estallado por todo el mundo, y a precios mucho más módicos que las trainers artesanales y con encaje de Chanel. New Balance es una de las marcas fabricantes de deportivas más reconocidas a nivel mundial. Aunque antes eran los deportistas los que las llevaban para practicar running o tenis – entre otros deportes-, ahora se han democratizado. Lifestyle es la nueva línea multiusos de la marca, las puedes llevar para todo: para correr, pasear a tu perro o ir a un baile de fin de curso, y no resultaría antiestético ni fuera de lugar si Carolina de Mónaco ya lo ha hecho. Las hay de todos los colores y de todas las combinaciones posibles: verde y rojo, amarillo y rosa, morado y azul, y así hasta más de cien modelos diferentes. Se han apoderado de los zapateros de hombres y mujeres, y las botas y los mocasines han sido recolocados en las cajas de cartón en las que venían cuando fueron comprados. Llevar un esmoquin con unas New Balance no resulta extraño sino que está de moda en el streetstyle, porque hoy en día todo sirve, y no importa lo extravagantes que resulten los conjuntos. Es más, cuanto más color y menor combinación de tejidos y estampados, mejor todavía, porque estás “in” y no “out”.

Diadora, Reebok, y Nike son algunas conocidas marcas que también se han unido a esta creciente moda. Nike Air Max, la colección estrella de Nike, nació de la mano – y del cerebro- del arquitecto Tinker Hatfield y fue una revolución en la década de los 80. Nadie se hubiera imaginado entonces que estas zapatillas pudieran combinarse con una minifalda y una camisa, ya que estaban destinadas al running de alto rendimiento.

Su suela de cuña de goma favorecía el ejercicio de todo deportista, ya que facilitaba el movimiento natural del pie al apoyar la planta en el suelo, liberándole de toda tensión muscular. Actualmente no resulta extraño verlas en todos los escaparates e incorporadas en estilismos diferentes, porque se puede salir del gimnasio con las mismas deportivas que has usado para una clase de BodyPump, y resulta lo más normal del mundo.

Quizá esto se deba a la obsesión por el deporte y la vida sana que caracteriza a nuestra actual sociedad del ‘culto al cuerpo’. El lema “sufrir para presumir” se ha quedado anticuado, porque con unas trainers tus pies no sufren sino que descansan. La mujer se libera, al fin, de los tacones imposibles de 15 centímetros que le impedían su movilidad, y se convierte en la nueva Neil Amstrong del siglo XXI que pisa al fin la tierra después de muchos años subida a un escalón desde el que veía la vida con otros ojos. Ahora lo trendy es seguir el ejemplo de Barack Obama: si él lo lleva, ¿Quién puede resistirse?

Modelos lucen diferentes modelos Nike Air Max. Fuente: Google.

Modelos lucen diferentes modelos Nike Air Max. Fuente: Google.

Anuncios